Gorbea

Ayer fue un largo y duro día de monte.

Empezamos a las 8.30 de la mañana en Bolueta, con las legañas y la pseudoresaca (del oktoberfest) intentando cerrar mis ojos.

Rumbo:  las faldas del Gorbea.

Llegamos sobre las 9.30, por lo que se nos habían adelantado los más madrugadores, aún así, y gracias al instinto de C encontramos bastante más de lo esperado.

Una vez vendados nuestros ojos (era un sitio super-secreto, y no podíamos conocer la ubicación exacta :P, puto C) estuvimos dos horas aproximadamente peleando con la maleza, hierbajos, bueneza (que digo yo que si hay maleza pos habrá bueneza), arañas y un tobillo resentido…

Y todo por la caza y captura del deseado hongo,

Después un alto en el camino y hamaiketako.

Debatimos si lo cogido era suficiente o no, y finalmente decidimos (estábamos cansados y hambrientos, factores clave en la toma de decisión) ir a casa de B y L (en mungi) a preparar la recolecta.

Cocinar, mus y vuelta para Bilbo.

Cada día me gusta más.

Documento gráfico de los 3 platos cocinados 😛

¡Que buenos estaban!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s